Las huellas de tu paz

Recuerdo esas excusas de ir a misa, de ir a hacer un trabajo, y muchas otras, pero la verdadera razón era encontrar esa paz que solo conseguía “contigo”.

Las huellas de tu paz

Siempre tuve cabida en tu tiempo,
tiempo de abrazos y besos,
y me toco despertar
sin encontrarte a la par.

Destellos de vida pasada,
la infancia de nuestro amor,
cuadernos y cartas,
los estudios no importan más.

La mesa de nuestros recuerdos
llora demandando por los amantes
que cruzaban sus manos, su amor,

solo queda, entre todas las cosas,
la libreta bíblica donde plasmadas se muestran
las antológicas huellas de tu paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s