El adiós que quieres dar


Mujer, eco de mis voces…
¿Dónde tus pensamientos vuelan
que ausente frente a mí estás?
Tu piel se torna camaleónica
y en grises
envuelve aquella paz
que brillante reinaba
tiempo atrás.

¿Es tu tristeza
efecto de mis causas?
Tus ojos no están llenos más
del canto vespertino,
delatante realidad,
es tu llanto repentino
el que extraño a mi llegar.

¿De quién la llama del amor
se ha menguado ya?
¿Es esa frágil impaciencia
el adiós que quieres dar?

Dilo hoy,
pues mañana mi lápiz gritará
y a buscarte jugará
entre rimas imperfectas,
improvisantes formas,
esa esencia que desplaza
egoísta aquella calma,
esas luces de tu vida
que dejaste a tu llegar.

Anuncios

3 pensamientos en “El adiós que quieres dar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s