Nocturno

Inmerso en mi melancolía vives
triste recuerdo nocturno,
arrastrando pesares vividos,
nublando prodigios, visiones…
aclarando vivencias paganas.

Sé que me toca abrazarte,
cubrirme con tu impredecible manto,
y seguirte debo
aunque no quiera,
para disponer mis rimas al llanto.

¡Ay de mí
si tantas frases se pierden conmigo!
¡Ay de mí
si nadie las canta!

Si seguirte debo
aunque no quiera,
has de mis formas un molde perpetuo,
donde abunden las lágrimas
y reinen las letras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s