Destellos VIII

Octava entrega del segmento destellos, pero el primer poema que escribí de este pequeño y selecto grupo de diez. En su lectura nos atrapa la musicalidad mezclada con la irónica forma de pensar en lo que pudo ser y no fue.

VIII
silencio2
Cuántas veces acaricié a la noche…
sentía sus senos acercarse a mi respiración,
como me alentaban esos labios púrpuras
y cuántas esperanzas
me daban sus ojos azabaches.

Su sonrisa me mostró mi alegría interior
y lo brillante de mi alma.

Cuántas veces vi estrellas
como pequeñas lágrimas
que se perdían en el infinito.

Pero apareció la gracia del día
que me mostró que linda es la primavera

Hoy sentado mi corazón espera
que pronto, muy pronto,
vuelva a ser la noche lo que antes era…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s